Me han dicho por ahí que hay que saber venderse, cosa que, sinceramente, nunca se me ha dado bien. Y por más vueltas que le doy creo que la típica presentación aporta poco; es decir, ¿de qué sirve que os diga mi edad o procedencia? Imagino que la mayoría de personas que entran aquí lo que buscan es literatura, mejor o peor, pero literatura a fin de cuentas. Así que haré un pequeño resumen de como empecé a adentrarme en esto de las letras. Lo demás… lo demás será lo importante: literatura

Así que os puedo decir, sin temor a faltar a la verdad, que empecé perdiéndome por los páramos de Krynn y la Tierra Media en mi pubertad, para poco a poco seguir investigando por Arkham, donde hallé libros de incalculable valor que hablaban de los feroces perros de Tíndalos, del Wendigo e incluso de un tal Charles Dexter Ward; no sin antes sobrevivir a la caída de la casa Usher, a un angustioso maelstrom y a la venganza de Hop-frog, de manos de Edgar Allan Poe.

Por aquel entonces era un aplicado narrador de juegos de rol, casi siempre de fantasía medieval. Pasaba horas y horas creando tramas, personajes, motivaciones para los mismos, estableciendo relaciones de causa y efecto que hicieran verosímiles las historias etc… La forma de llevar el registro de tales historias era esquemática, sintética, de manera que solo me servían a mí para interpretar en el juego lo que, en la interacción con los jugadores, iba a acabar sucediendo. Pero, en algún momento, y gracias a la influencia de más de un buen profesor, comencé a plasmar todas esas historias en papel.

Con Philip K. Dick, Aldous Huxley, H. G. Wells y Orson Scott Card empecé a adquirir el gusto por la ciencia ficción; y con De ratones y hombres, John Steinbeck me dio un tremendo puñetazo en el rostro que me hizo salirme de vez en cuando de la literatura de género.

Seguí practicando de forma muy intermitente y siempre escritos cortos. No fue hasta prácticamente en la treintena cuando decidí ir recopilando todo lo que escribiese en un blog (http://lacasadelosplanos.blogspot.com.es), ya fueran historias cortas, poesías o reflexiones.

Mi primera novela “8, 7, 6…” me hizo descubrir la tremenda influencia que tenía en mí el cine, tanto por el tipo de historias que suelo escribir, como por la forma de convertirlas en texto, por la forma de visualizar las escenas, de una forma bastante gráfica. Así pues, creo que debería incluir también en mis influencias a gente como David Cronenberg, John Carpenter o Dario Argento.

Si hay algo que pretendo con esta página, y con los proyectos que quiero coordinar mediante la misma, es aprender, seguir mejorando y compartir con todo aquel que lo desee esta maravillosa pasión que es la literatura, ya sea comentando libros, compartiendo ejercicios de escritura, artículos de interés o cualquier cosa que resulte productiva.

¡Bienvenidos!

 

 

Aquí tenéis la presentación de mi primera novela: “8, 7, 6…”

 

¡SÍGUEME EN FACEBOOK!

facebook-1563273_640

 

Adquiere “8, 7, 6…” en formato digital por tan sólo 0.99 €

 

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

Suscríbete a mi Boletín

¡Suscríbete a mi boletín para estar al tanto de las últimas reseñas literarias, entradas del blog y eventos!

Si tienes alguna duda, ¡contacta!

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje